Comprar la mejor cubierta para piscina

Elige la cubierta ideal y disfruta al máximo de tu piscina

42

Te ayudamos a comprar la mejor cubierta para piscina, la que mejor se adapta a ti. No importa si buscas mayor seguridad, mayor limpieza, menos mantenimiento, alargar la temporada de baño, subir la temperatura del agua de la piscina, etc. Queremos que seas capaz de elegir la cubierta ideal para tu piscina.

Para conseguirlo, lo primero que debemos saber es para qué la queremos, qué pretendemos conseguir con nuestra cubierta. Tener claro este punto resulta fundamental a la hora de no equivocarte al elegir la mejor opción.

La cubierta más adecuada para nuestra piscina variará en función de nuestras necesidades. Variará, por ejemplo, en función de si queremos utilizar la piscina de forma puntual, de si queremos alargar la temporada de baño o si queremos poder utilizarla todo el año.

Otros aspectos importantes a tener en cuenta serán el diseño y las características de la piscina, su ubicación en el terreno, la climatología de la zona…

VENTAJAS DE LAS CUBIERTAS DE PISCINA

Aunque lógicamente, va a depender bastante del tipo de cubierta de piscina que elijamos, las cubiertas de piscina nos pueden aportar las siguientes ventajas:

AUMENTAR LA TEMPORADA DE BAÑO. Las cubiertas de piscina nos ayudan a mantener o aumentar la temperatura del agua. Esto nos permite utilizar más tiempo la piscina, con una temperatura más agradable.

AHORROS ENERGÉTICOS Y DE AGUA. Al cubrir la piscina, ayudamos al mantenimiento y calentamiento de la temperatura del agua. Esto repercute en que, cuando queremos calentar el agua de la piscina con otros sistemas como bombas de calor, paneles solares etc, las necesidades de energía extra se reducen. Por otro lado, una cubierta, sobre todo baja o plana, evita una mayor evaporación del agua, con los consiguientes ahorros de agua para rellenar lo evaporado.

MÁS SEGURIDAD. Una cubierta adecuada nos ayudará a incrementar la seguridad en nuestra piscina, evitando el acceso cuando así lo creamos oportuno.

MÁS LIMPIEZA. Al cubrir la piscina, reducimos el impacto del exterior sobre el agua. Esto nos ayuda a tener una mayor limpieza, de un modo más rápido y cómodo.

MENOS MANTENIMIENTO. Al igual que con el punto anterior, al cubrir la piscina limitamos las necesidades de mantenimiento.

TIPOS DE CUBIERTA DE PISCINA

Existen múltiples opciones de cobertores y cubiertas para piscina. Cada tipo de cubierta tiene unas características específicas que se adaptan mejor a uno u otro objetivo.

Así por ejemplo, se quieres tener la posibilidad de mantenerte dentro de la cubierta cuando estés fuera de la piscina, o simplemente poder utilizarla todo el año, tendrás que optar por una cubierta elevada o telescópica.

Si lo que buscas es principalmente mantener la temperatura del agua, reducir la suciedad y algo más de seguridad mientras no la utilizas, probablemente elegirás una cubierta baja, plana o automática de lamas. Un cobertor con barras de seguridad sería otra alternativa interesante.

Si te gustaría poder utilizar el espacio de la piscina, también cuando no la estás utilizando, debes recurrir a algún tipo de cubierta transitable, una terraza móvil, o a un fondo móvil para piscina.

Lo que sí que resulta muy recomendable cuando nos decidimos a comprar una cubierta para piscina es el hecho de que sea una cubierta telescópica. La comodidad y la practicidad es mayor cuando los módulos que conforman la cubierta se pueden mover y se puedan encastrar unos sobre otros.

Las cubiertas más vendidas en la actualidad para alargar la temporada son cubiertas bajas o planas. Las cubiertas automáticas de lamas también son una alternativa con una demanda que no deja de crecer.

De cara a poder utilizar la piscina todo el año, las cubiertas altas son las más vendidas.

De todos modos, aquí tienes un amplio artículo sobre los diferentes tipos de cubierta de piscina que más se utilizan en la actualidad.